DAZN News

Fernando Alonso y su bestial defensa ante Lewis Hamilton en el Gran Premio de Hungría de F1

3 min. de lectura
Fernando Alonso, Lewis Hamilton, Alpine F1 Team, Mercedes, F1, GP Hungary, Gran Premio de Hungría, 1 agosto 2021 Getty

El GP de Hungría de Fórmula 1 fue una carrera accidentada desde el principio, con cinco monoplazas fuera en la primera curva y Verstappen en la cola de la parrilla. Una mala estrategia de Mercedes, además, dejó poco después a Lewis Hamilton último.

Leer más | Lewis Hamilton y el tremendo error de Mercedes en Hungría: de primero a último por no entrar a boxes a cambiar de neumáticos

Ocon se situó líder y Vettel siguió su estela en la segunda posición. A falta de 15 vueltas para el final, Fernando Alonso marchaba en cuarta posición y Lewis Hamilton, quinto, llegaba con neumáticos medios y, con una velocidad endiablada buscando la victoria, intentaba adelantarle.

El británico disponía de recursos mucho mejores que los del español: mejor coche, una dinámica muy positiva volando sobre el trazado húngaro, y Fernando Alonso, además, con neumáticos duros.

El piloto de Mercedes llegaba convencido de poder adelantar y en la recta, en la primera oportunidad, abrió el DRS para acercarse lo máximo posible al español. Intentó alcanzar el interior, pero el asturiano le cerró la puerta.

Lo volvería a intentar inmediatamente después, pero el de Alpine volvería a cerrarle la persiana. Una defensa inconmensurable que Hamilton trataba de derribar, sin éxito, una y otra vez.

Leer más | Valtteri Bottas y el strike que revienta el Mundial de F1: una de las salidas más bestias de la historia

La magia de Fernando Alonso duró 11 vueltas: el piloto británico lo adelantó a falta de cuatro para el final y puso dirección a Carlos Sainz, tercero.

Carlos Sainz y una salida legendaria en el GP de Hungría de Fórmula 1

Carlos Sainz firmó una sensacional salida en el accidentado GP de Hungría de Fórmula 1. El piloto de Ferrari, que salía en 14ª posición, escaló hasta la cuarta posición después de esquivar todos los monoplazas que tocaron entre sí.

El madrileño, con visión reducida por la lluvia caída sobre la pista húngara, se amilanó en evitar un accidente que pudiera acabar con su participación en el Gran Premio.

Una vez alcanzó la primera curva, y comenzaron a sucederse los toques entre los diferentes monoplazas, el piloto de Ferrari se centró en esquivar tanto a los coches como a los trozos caídos sobre la pista.

Lo logró con éxito y salió del primer viraje en cuarta posición, a la caza de un Hamilton que se situaba en una cómoda primera plaza.

Últimas noticias