DAZN News

Fernando Alonso y su época en Ferrari bajo el prisma de Marc Gené: "Se perdieron dos mundiales que se merecía ganar por causas ajenas a él y nos sabe mal"

5 min. de lectura
Fernando Alonso Ferrari F1 Getty

La historia de F ernando Alonso con Ferrari acabó de la manera más inesperada, sin títulos en la mochila y con un sabor agridulce. Marc Gené cree que la historia del asturiano con la Fórmula 1 y con la escudería italiana habría cambiado si llega a hacerse con alguno de los mundiales.

Regístrate gratis y disfruta de 'Fuera de pista: Fernando Alonso, insaciable' en DAZN

"Eran dos Mundiales que en Ferrari sabemos que él merecía ganar y por circunstancias ajenas a él no se pudieron ganar. Nos sabe mal porque posiblemente esto hubiera cambiado la historia de Fernando con la Fórmula 1 y con Ferrari", explica el piloto en la última entrega de 'Fuera de Pista' en DAZN.

"Llevaba muchos años en los que le prometían que este año sí, que el coche va a ser bueno, pero no lo era. Se le acabó la paciencia".

Sin embargo, los años han pasado y Ferrari, pese a que mantiene esa espina clavada de lo que pudo ser y no fue, mantiene su Cavallino Rampante erguido y con buen pulso en la Fórmula 1. 

"En esta vida no hay nadie indispensable. Van pasando pilotos, campeones, y la marca está ahí. Habrá épocas que ganamos y otras que no, pero nadie es más importante que Ferrari en la Fórmula 1. Esa es la filosofía. El equipo está por encima de los pilotos", subraya Marc Gené.

Lee más | Fernando Alonso cumple 40 años: sus cinco momentos esta temporada en F1 que demuestran que la edad es sólo un número

Una llegada a Ferrari llena de ilusión

Fernando Alonso tenía un sueño teñido de rojo. Desde el mismo momento que se subió por primera vez a un coche de Fórmula 1 sintió el deseo de vestir en algún momento los colores de Ferrari. Tal era así que llegó a rechazar una oferta de Red Bull para así poder aterrizar en la escudería del Cavallino Rampante.

El sueño de Fernando Alonso se hizo realidad en 2010. Firmó por Ferrari y los ojos le brillaban en cada comparecencia, en cada entrevista. "Para España fue un bombazo", comenta Nira Juanco, comentarista de DAZN, en la última entrega de 'Fuera de Pista'.

El país que había vibrado con los dos Mundiales de Fernando Alonso en Renault se contagió del entusiasmo del asturiano y abrazó con pasión la irrupción de Ferrari. Aquello era como llegar a la cima. El sueño de un niño, hecho realidad con 29 años.

Nira Juanco lo define mejor que nadie: "Lo de Ferrari fue un noviazgo. Empezó con una pasión desorbitada, todo una maravilla. Alonso habla italiano a la perfección, entiende el humor italiano. Los mecánicos de Ferrari lo adoraban. Fue un sueño para Italia, para España y también para la Fórmula 1 en general".

Fernando Alonso acumulaba victorias y un par de Mundiales sobre sus espaldas. Sin embargo, nada le hacía más ilusión que lograr lo mismo que en pasado más reciente, pero vestido de rojo. Atrás quedaban los idílicos años en Renault y la tortuosa temporada en McLaren en la que salió mal todo lo que podía salir mal.

La alargada sombra de Vitali Petrov

A finales de 2010, Fernando Alonso competía por su tercer Mundial. En Ferrari habían recuperado la ilusión perdida gracias a un asturiano que parecía empeñado en hacer posible lo imposible. Le daba igual tener a un intratable Red Bull delante. Era David contra Goliat, pero David se atrevió a mirar a los ojos a su rival.

Sin embargo, Fernando Alonso nadó para morir en la orilla. Sacó mucho más partido al coche de lo que se podía imaginar. Convirtió un buen monoplaza en un aspirante al título, aunque no fue suficiente. "Casi consigue ganar, gracias a su talento, a un coche muy superior como el de Sebastian Vettel", explica Antonio Lobato.

En Abu Dabi, Alonso sintió en sus carnes una frustración mayúscula cuando no fue capaz de adelantar a Vitali Petrov, lo cual le alejó definitivamente del sueño. Fueron giros y más giros detrás del piloto ruso, que se mostró como un muro infranqueable.

Nira Juanco revive aquella jornada en la que llegó a sentir como propios el dolor y la frustración del piloto español. 

"Veía esa vuelta detrás de Petrov y pensaba que no podía ser, que tenía que adelantarlo. Tenía que ganar el Mundial, no se le podía escapar así. Mi frustración era tan grande que luego le dije al cámara que no sabía qué preguntarle a Fernando Alonso".

Incluso Marc Gené, compañero del asturiano en Ferrari, reconoce que se le escapó el Mundial por "un cúmulo de despropósitos ajenos a él".

El doloroso adiós a Ferrari

Según iban pasando los años, el dolor de Fernando Alonso por no tocar el cielo con Ferrari iba en aumento. Había cumplido su sueño de volar vestido de rojo, pero no el de ganar, verbo que tiene tatuado en la piel desde el primer día que se subió a un monoplaza.

En 2014, tras años luchando por un imposible, el piloto español decidió abandonar Ferrari para volver a McLaren. Nira Juanco considera que Alonso acabó agotado tras unas cuantas temporadas de promesas incumplidas y vitrinas vacías.

"Fernando, al final, pensaría que no tenía necesidad de seguir peleando con un coche que me han prometido durante temporadas que iba a ser el mejor... y nunca lo fue".

Antonio Lobato, por su parte, guarda la sensación de que Alonso se equivocó volviendo a una escudería en la que nunca terminó de ser feliz. "Llega un momento en que también quiere irse. Y creo que se equivocó".

Últimas noticias