DAZN News

Neymar, una camiseta y una final perdida: así fue el día que jugó contra su ídolo Ronaldo Nazario

4 min. de lectura
Ronaldo Nazario Neymar Corinthias Santos Getty Images

Neymar Jr es un referente del fútbol brasileño desde hace años. Sin embargo, durante su infancia se fijó en jugadores que, durante décadas, hicieron historia en el país sudamericano: Romario, Ronaldinho y, sobre todo, Ronaldo Nazario .

El actual jugador del PSG recuerda, en una nueva entrega de 'DAZN Originals' , la admiración que sentía por 'O Fenómeno' cuando era pequeño. Imposible olvidar en Brasil aquel Mundial 2002 en el que Ronaldo Nazario fue el auténtico héroe de una 'Canarinha' que alcanzó la gloria.

Lee más...

Por aquel entonces, Neymar tenía diez años. Lo que no sabía es que, siete años después, en 2009, el destino le tenía deparado un partido contra su ídolo. Fue en la final del Campeonato Paulista, con Neymar vistiendo la elástica del Santos y Ronaldo Nazario luciendo el '9' del Corinthians en sus últimos coletazos como futbolista profesional.

Corinthians se hizo con el título, pero Neymar se llevó el consuelo de haber intercambiado la camiseta con el ídolo de su infancia. Más de una década después, el internacional brasileño no olvida aquel 3 de mayo de 2009.

"Fue muy extraño, muy raro, porque una cosa es ver a Ronaldo en la televisión y otra es verlo jugando contra ti. Estaba jugando contra uno de mis mayores ídolos. Cuando acabamos me dio su camiseta. Me quedé con su camiseta, pero perdimos la final".

Así vivió Neymar la traumática lesión que le dejó sin Mundial 2014

4 de julio de 2014. Brasil y Colombia se miden en los cuartos de final del Mundial. A pocos minutos para el final del partido, y con 2-1 a favor de la Canarinha , Neymar cae al suelo tras un rodillazo de Camilo Zúñiga en la parte baja de la espalda.

Aquella falta, que en ese momento parecía un lance más, estuvo cerca de acabar con la carrera del ahora futbolista del PSG. El propio Neymar recuerda lo sucedido en DAZN

"Fue un momento... de los peores momentos de mi carrera. Me estropeó el sueño de jugar un Mundial, de jugar una semifinal, la final. Cuando me hice daño en la espalda, Marcelo intentó ayudarme a levantarme, pero no podía. Intentaba mover las piernas, pero no podía, no tenía fuerzas para levantarme", dice en una nueva entrega de 'DAZN Originals' .

Neymar no sentía las piernas, no podía moverse. "Me llevaron a la enfermería. Quedaban dos minutos para acabar, y allí, en la enfermería del estadio, recuerdo que tenía la pierna doblada y los médicos me la estiraron, y sentí una descarga. No podía mover los pies. Y me puse a llorar desesperadamente".

El futbolista brasileño fue trasladado rápidamente al hospital. Allí se despidió oficialmente del Mundial, pero comprobó que tuvo suerte de poder seguid caminando.

"Me examinaron y el médico me dijo: ‘Tengo dos noticias, una buena y una mala. ¿Cuál quieres?’. Yo le dije: ‘Dame la mala’. Dijo: ‘Que estás fuera del Mundial’. Ya llorando le pregunté: ‘¿Y cuál es la buena entonces?’. Y dijo: ‘Que si hubiera sido 2cm al lado, no volverías a caminar’. Y ahí ya me puse a llorar por tener que dejar el Mundial y porque estaba lesionado".

"Llegué al aeropuerto directamente desde el hospital. Me llevaron en una plataforma, porque seguía en la camilla, y allí estaban todos los jugadores. Todos tenían los ojos rojos como si hubieran estado llorando. Ahí fue donde vi a mi padre, la selección lo había llevado al avión. No pude decir nada, solo podía llorar de verdadera pena porque era un momento muy triste para mí".

Neymar recuerda la imagen de su padre totalmente destrozado por haber dicho adiós a ese Mundial en el que tantas esperanzas tenía puestas el propio jugador. 

"El momento más impactante fue un día que me desperté en medio de la noche y vi a mi padre llorando a mares. Le pregunté por qué estaba llorando y me dijo: ‘Daría la vida para que pudieras volver a jugar este Mundial, porque era tu sueño y el de esta familia’ . Y ahí le dije: ‘No, papá, cálmate, tendremos otras oportunidades de hacer realidad este sueño de jugar un Mundial y si Dios quiere, ganaremos, y yo volveré a jugar al fútbol y a caminar ”.

En medio del llanto, Neymar tuvo la habilidad de hacerle una broma a su padre para así permitirle ver el vaso medio lleno. "Incluso le hice una broma: ‘Al menos volveremos a jugar al fútbol. Tal vez no en el Mundial, pero volveremos a caminar y a jugar al fútbol’ ”.

Últimas noticias