DAZN News

¿Qué pasó con Jules Bianchi? Así fue el trágico accidente en el GP de Japón que le costó la vida en Suzuka

3 min. de lectura
Jules Bianchi Getty

5 de octubre de 2014. El Mundial de Fórmula 1 alcanza el GP de Japón, en Suzuka. Todo se desarrolla con normalidad más allá de que el tifón 'Phanfone' había provocado una tormenta y, por tanto, se trataba de una carrera en mojado donde la principal dificultad residía en mantener el monoplaza en el asfalto.

En este contexto Adrian Sutil, piloto alemán de Sauber, perdió el control de su coche y se marchó por el exterior de la curva 7, la curva Dunlop. Fue entonces cuando los comisarios acudieron a sacar el monoplaza del germano para tratar de que la carrera se reanudara lo antes posible con total normalidad.

Charlie Whithing, director de carrera en aquella etapa en la Fórmula 1, optó por sacar la doble bandera amarilla en esa curva en lugar del Safety Car.

En un principio, era un impacto sin mayores daños que el abandono, y el lógico enfado, de un piloto que disfrutaba de su primer año en Sauber, aunque con el sufrimiento evidente de la sequía de puntos motivada por los problemas arrastrados durante la campaña en su coche. De hecho, sus mejores puestos aquel año fueron dos undécimas posiciones obtenidas en Australia y en Hungría.

Leer más | ¿Qué pasa si llueve en una carrera de F1?

¿Qué pasó con Jules Bianchi? Así fue su trágico accidente en Japón

Jules Bianchi

Pero volvamos a Japón. Con el monoplaza de Sutil en el exterior de la curva y los comisarios tratando de sacar lo antes posible el coche se da una vuelta más. En ese instante, Jules Bianchi, piloto de Marussia y perteneciente a Ferrari, que impulsaba con sus motores a los bólidos de la escudería rusa, también perdió el control.

El piloto francés, nacido en Niza y que tenía entonces 25 años, impactó fuertemente contra la grúa que transportaba el monoplaza accidentado de Sutil, llegando a levantar el vehículo, de gran tonelaje, y provocando una preocupación que llegó a todas partes del circuito.

Tan sólo faltaban 12 vueltas para el final de la carrera, pero tras el suceso se suspendió el evento y el piloto galo fue atendido y llevado al hospital. Sutil, testigo directo, detalló que hizo 'aquaplanning' en la curva.

"Me quedé ahí y, una vuelta después, se estrelló Bianchi con las banderas amarillas. Tuvo el mismo problema que yo y el mismo accidente, pero con distinto resultado. Igual deberíamos haber parado la carrera un poco antes".

Las imágenes que llegaban del fatal accidente del piloto de Marussia eran escalofriantes, y Bianchi fue trasladado al hospital de Yokkaichi en estado crítico. A su llegada al centro hospitalario, fue diagnosticado con daño axonal difuso, una grave lesión cerebral que lo mantuvo en coma en los meses siguientes.

Durante todo ese tiempo, el piloto francés permaneció luchando por su vida. Además, apenas se actualizaba su estado de salud hasta que, el 17 de julio de 2015, se comunicó la peor noticia posible: Bianchi había fallecido tras no poder superar las graves lesiones sufridas por el mencionado impacto.

En memoria de Jules Bianchi, el respeto que la parrilla le tenía y el cariño ganado en el paddock, la FIA decidió retirar el número de Bianchi, el 17.

Últimas noticias